Profesora de UF hace parte del equipo de Perseverance, la sonda que acaba de aterrizar en Marte

By

Por segunda vez en su carrera profesional, una profesora de la Universidad de la Florida se une a la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (Nasa), esta vez para hacer parte de una misión a Marte. La doctora Amy Williams es profesora asistente de Geología en la Universidad de la Florida (UF) y está trabajando con la misión que puso hoy en suelo marciano a la sonda Perseverance. En el 2009, Williams trabajó por primera vez con la Nasa  como parte del proyecto Curiosity Rover, otro robot que llegó al planeta rojo en el 2012. Según ella, su participación ahí todavía no ha concluido, pero esto no evitó que pudiera  avanzar con una segunda misión. 

El Perseverance Rover despegó de la Tierra el 30 de julio del 2020 y después de 7 meses de trayecto, finalmente llegó en la tarde del jueves al planeta vecino. La doctora fue uno de los 13 científicos externos a la Nasa elegidos para hacer parte del grupo de más de 400 investigadores que conforman la misión. 

La tarde del jueves, el rover Perseverance aterrizó en la superficie marciana para tomar muestras del suelo y la atmósfera. La foto es una ilustración sobre cómo se verá el robot en el planeta rojo. Crédito: Nasa

El plan es recolectar muestras de la atmósfera, la tierra y los sonidos que existen allí a través de los instrumentos de alta tecnología en el rover. Ella propuso a la Nasa su participación para hacer experimentos con los instrumentos que serán observados por revisores en el equipo. Williams dice que “las investigaciones y descubrimientos serán clasificados según la naturaleza convincente de la ciencia”.

Al hablar sobre el logro de hacer parte de misiones como estas, su entusiasmo es notable. En sus palabras, esto le dará la oportunidad de “explorar de primera mano un mundo completamente diferente y único en Marte”. De acuerdo con la geóloga, esta misión es la indicada para definir qué ciencia se usará en la próxima década. Esto ya que “el propósito de la misión es establecer el camino a seguir de la Nasa para el resto de la década y el principio de la que sigue”, dijo Williams.

“Trabajar con la Nasa ha sido mi sueño desde que era una niña”, afirmó la doctora con una sonrisa en su rostro.

Desde una temprana edad, Williams se dedicó a los estudios y se volvió receptiva a los consejos y sugerencias por parte de sus profesores y mentores. Es por esto que, según dice, sus logros no son solo por su propio trabajo. “Hay muchos quienes me ayudaron a llegar a este punto”, dijo la científica. 

Su trayectoria profesional y académica como geóloga la ayudan a poder analizar muestras y buscar en ellas registros de cualquier tipo de descubrimientos. Estas bases académicas son favorables para poder buscar vida antigua, incluso en otros planetas. Ahora que el rover aterrizó en Marte, utilizará su avanzada tecnología para regresar las muestras a la Tierra. Además, cuando recolecte nueva información, la Nasa tardará 14 minutos en recibirla para que Williams ponga en práctica todo su conocimiento. Su participación será virtual, pero esto no la hace menos involucrada.

Sus conexiones con Marte incitan a otros aspirantes a participar en grandes eventos como este. Dos de sus estudiantes de posgrado en la universidad estarán junto a ella estudiando toda esta información. Lydia Kivrak y Denisse Buckner también han aspirado llegar a este punto desde una temprana edad. Ahora, gracias al liderazgo de su mentora y profesora, ellas podrán participar en esta misión y aspiran que no sea la última. 

Amy Williams, profesora de Geología de la Universidad de la Florida, ha participado en dos misiones de la Nasa en Marte. Además de Perseverance, también hizo parte del equipo del rover Curiosity en 2012.

“Participar en la misión a Marte es increíble”, dijo Buckner. “Todavía no puedo creer que tenga la oportunidad de trabajar con un grupo de científicos e ingenieros tan talentoso y realizar investigaciones en Marte”, agregó emocionada. 

Williams asegura que ambas estudiantes aspiran trabajar con la Nasa en futuras misiones y que este es solo el comienzo. “Ayudarlas en sus doctorados y dar el siguiente paso es lo que en verdad me importa”, dijo la profesora. 

Amy es madre de un bebé, trabaja como profesora y participa en ambas misiones de la Nasa en Marte. Aunque ella dice que puede ser abrumadora la cantidad de deberes que tiene, su sueño siempre fue este. Por lo mismo, dice que su mejor terapia cuando se siente saturada, es dar un paso atrás y respirar profundo. Cuando habló con Noticias WUFT, estaba esperando con ansias el aterrizaje del rover. Ahora que el robot llegó al planeta rojo, Williams podrá demostrar sus capacidades y avanzar con sus logros. Según ella, “estas oportunidades se han dado gracias a sus previas experiencias”.

 

 

Check Also

Estudiantes del boicot a Aramark en Reitz Union podrían escalar sus tácticas “a unas no agradables”

La coalición de estudiantes de la Universidad de la Florida que han boicoteado al Reitz …