Home / General / Clavadista becada en Gainesville busca clasificar a las Olimpiadas representando a Venezuela

Clavadista becada en Gainesville busca clasificar a las Olimpiadas representando a Venezuela

By

Elizabeth Pérez, estudiante de la Universidad de la Florida, trabaja día a día para clasificar a los juegos olímpicos de Tokio 2020 como clavadista. Para esto, asiste a sus entrenamientos diarios en las piscinas del O’Connell Center, con el fin de corregir sus errores y sobresalir ante sus competidores. El objetivo más inmediato es la Copa Mundial que también se realizará en Tokio el próximo año y que le servirá para clasificar a las justas olímpicas. Pérez ya está acostumbrada a este ritmo, ya que desde los cuatro años ha sacrificado tiempo de su vida normal para asistir a competencias y prácticas. Aun así, a ella no le cabe duda de que su mayor sacrificio fue dejar a su familia en Venezuela para tomar la beca que la Universidad de la Florida le ofreció el año pasado. 

Elizabeth logra presentar su mejor rendimiento debido a sus ásperos entrenamientos diarios. (Cortesía: Elizabeth Pérez)

“Tengo la oportunidad de contar con todas las herramientas que necesito para poder clasificar”, asegura Elizabeth, de 19 años. Insiste en que la clave para mejorar es hacer uso de las piscinas, plataformas, trampolines, terapias y entrenamientos diarios que le ofrecen en la Universidad de la Florida. Algunos de estos elementos no eran de la misma calidad en las Piscinas Bolivarianas en su ciudad natal de Barquisimeto, en donde adquirió las bases de esta disciplina. Así que hoy su foco es entrenar todos los días por largas horas y sin falta, para así incrementar su nivel. 

Después de un largo año tratando de adaptarse a un nuevo idioma, una nueva universidad y un nuevo estilo de vida, la deportista siente que es la mejor decisión que pudo haber tomado. Dice que ha tenido buenos y malos momentos, pero esto la ha ayudado a independizarse, lo cual ella aprecia. “Yo sacrifique la vida que tenía en Venezuela. He sacrificado desde muy pequeña hacer cosas normales como ir a fiestas y compartir con mis amigos, porque estaba entrenando”, dice la deportista. Sin embargo, estas son dificultades que ella está dispuesta a enfrentar para poder representar a su país natal, y para que valga la pena el gran esfuerzo que ella y todos a su alrededor le han dedicado a este sueño.

Elizabeth llegó a la selección de Venezuela  a los 11 años, después de haber estado entrenando por siete años. La clavadista empezó a atender prácticas con deportistas de mayor edad y experiencia, quienes la fueron impulsando a medirse a un alto nivel. Después mucho entrenamiento, llegó a resaltar en competencias internacionales, como los Juegos Panamericanos junior y de mayores, Centroamericanos, Sudamericanos juveniles y de mayores, Bolivarianos, un Mundial y una Copa Mundo. Sus mayores logros en estas competiciones fueron dos primeros lugares en los Panamericanos junior de 2011 y 2013, y un segundo lugar en los Sudamericanos de mayores de 2016. 

Pero Pérez no se conforma y desea llegar más lejos: quiere entregarle una medalla olímpica de oro a su país. Por eso, cuando se le presentó la oportunidad de recibir una beca para continuar su entrenamiento y estudios en la Universidad de la Florida, ella aceptó sin dudarlo. 

Elizabeth logra presentar su mejor rendimiento debido a sus ásperos entrenamientos diarios. (Cortesía: Elizabeth Perez)

Elizabeth cree “que es una oportunidad súper grande que Dios me ha dado y lo principal que debía hacer era tomarla”. Todo su esfuerzo se lo dedica a su familia, quienes la apoyan incondicionalmente, y a sí misma.

Lograr clasificar a los juegos olímpicos depende de qué tan bien ejecute los clavados en la Copa Mundial que se realizará entre el 21 y 26 de abril de 2020 en Tokio, Japón. Allí competirá contra cerca de 60 clavadistas de talla mundial. No solo le bastará con mejorar su marcas personales, que están en 336 puntos para la categoría de tres metros de altura, y 274 para la categoría de un metro. Su objetivo está entre 280 y 300 puntos en los tres metros.

Elizabeth dice que “como todo deporte, depende de tu día”, por eso debe entrenar sin mucho descanso. Este torneo seleccionará a los 18 clavadistas que participarán en las justas olímpicas que se harán en el país asiático entre julio y agosto del mismo año.

Elizabeth asegura que trabajará todos los días para poder llegar a la Copa del Mundo con la mejor preparación, representar a Venezuela y obtener la primera medalla olímpica en este deporte para el país. Tal como lo ha soñado toda su vida.

Check Also

18 años han pasado y el dolor aún perdura en el corazón de las víctimas del 9/11

Casi 20 años después del ataque que cambió para siempre la historia moderna de los …