Dueños de granjas y supermercados locales se ponen creativos para proteger sus cosechas de los frentes fríos

By

Gainesville, Florida, se ha enfrentado a las temperaturas más frías que ha visto en más de diez años.

Mientras que los residentes están desesperados por los cálidos meses de verano, los agricultores locales y los dueños de supermercados están aún más abrumados por los efectos que estas condiciones climáticas tienen en el crecimiento de sus cultivos.

Los agricultores dependen del sol, ya que es un ingrediente clave en la producción de muchos vegetales como tomates, pimientos y frijoles.

Sin embargo, las frías temperaturas dificultan que estos agricultores puedan suplir  sus cosechas a los supermercados y a las personas que dependen de productos frescos para sus tiendas y compras.

Meg Boria, dueña de Gainesville Giving Garden, dijo que dedica tiempo a cultivar productos frescos para donarlos a familias de bajos ingresos que luchan por acceder a estos víveres.

Voluntarios trabajando juntos para plantar frutas y verduras en Gainesville Giving Garden.

Debido a que los alimentos orgánicos y locales son ricos en nutrientes, Boria dijo que es importante brindar la oportunidad para que otros mantengan su salud a pesar de sus ingresos.

A través de su jardín, ella espera hacer accesibles estos comestibles  para que cualquiera pueda disfrutar de los beneficios de una alimentación de calidad.

“Tengo el privilegio de poder comprar productos orgánicos locales. Para muchas familias en Gainesville, eso no está disponible, por lo que asumimos como nuestra misión proporcionar a esas familias alimentos locales y orgánicos,” dijo Boria. 

Sin embargo, los frentes fríos han dificultado que Boria mantenga su jardín y sirva a su comunidad.

Boria dijo que el invierno de este año ha traído las temperaturas más frías desde la fundación de Gainesville Giving Garden, y definitivamente ha afectado la calidad de sus productos.

La asistente  de administración del jardín, Marlena Nelson, dijo que las heladas temperaturas   detienen el crecimiento de sus cultivos.

“El frío es lo que mata los productos, desbarata la estructura de la planta y luego al derretirse, tienden a morir”, dijo Nelson.

Pero los agricultores no están solos en esta lucha contra el frío.

Los supermercados locales también se han visto afectados por las bajas temperaturas que a menudo empañan o dañan por completo las frutas y verduras.

La gerente de Ward’s Supermarket, Danielle Wards, comparte que recientemente vio verduras que tienen un aspecto transparente porque han soportado temperaturas bajo cero en el momento en que se entregan en su tienda.

“Desafortunadamente, si el agricultor trae un producto así, tenemos que rechazarlo en la entrega”, dijo Ward. 

El supermercado Ward’s depende de los productos locales de todas las granjas dentro de un radio de 60 millas para vender productos frescos a sus clientes.

Pero después de las temperaturas de la pasada semana, Ward dice que ha visto imperfecciones en las verduras.

Sin embargo, Boria ha estado utilizando una herramienta innovadora que le ha permitido preservar sus cultivos y continuar brindando alimentos a las familias incluso durante los meses más fríos.

Los paños antiescarcha, o mantas para la comida, como prefiere llamarlos Nelson, han revolucionado el proceso de cultivo al aislar frutas y verduras que, de otro modo, morirían si se exponen al frío.

En Gainesville Giving Garden, Boria trabaja en colaboración con voluntarios locales que la ayudan a anclar la tela al suelo con piedras.

Además de los paños antiescarcha, los voluntarios también construyeron un enrejado de frijoles que los ayudará a aumentar la productividad y cultivar frijoles de manera más eficiente.

El enrejado es una estructura cónica hecha de palos de madera dispuestos en forma de tipi. 

Los voluntarios envuelven la estructura con hilo para que las enredaderas de frijoles puedan crecer a su alrededor.

Con estos avances modernos, los agricultores como Boria pueden continuar produciendo alimentos en cualquier condición climática y satisfacer las demandas de suministro de los mercados y las familias que dependen de ellos.

El Gainesville Giving Garden actualmente proporciona comidas para diez familias, pero con el uso de paños antiescarcha y voluntarios, Boria dijo que planea duplicar este número durante el próximo año.

El 13 de febrero a las 12:00 del mediodía , Boria realizará un evento que dará la bienvenida a cualquier persona interesada en aprender más sobre cómo cultivar sus propios productos desde la comodidad de su hogar.

Los boletos costarán $12 por persona e incluyen una “bolsa de cultivo”, así como mezclas de tierra plantadas con semillas que ayudarán a comenzar su proyecto de sembrar.

Todos los ingresos del boleto se destinarán a financiar el jardín y la compra de suministros como palas, mangueras y riego por goteo que riega las plantas.

 

Check Also

Asuntos Públicos | Los precios del petróleo

Entrevistada: Dra. María Lorca-Susino Creadenciales: Profesora de la Universidad de Miami