Por la pandemia, el típico retroceso académico de verano se extendió durante todo el año en el Condado de Marion

By

La pérdida del aprendizaje académico normalmente es conocida como el ‘summer slide’ en los Estados Unidos. Esta pérdida se ve cuando los niños no asisten a la escuela durante las vacaciones de verano. Pero ahora, a pesar de que están en medio del año escolar, el estudiar por Zoom y las restricciones en los colegios por la pandemia, han afectado su desarrollo intelectual durante ya más de un año. 

Gabriela Goudett

Gabriella Goudett es mamá de dos niñas. Desde que implementaron nuevas medidas de seguridad en los colegios, Goudett vio a sus hijas esforzarse más de lo normal. 

 “No es lo mismo estar en el salón de clase con el aprendizaje auditivo y visual”, dijo la mujer. 

Pero las hijas de Goudett no están solas. Este problema se hizo prevalente entre todos los estudiantes del Condado de Marion. 

De acuerdo a Kevin Christian, el director de relaciones públicas del Condado de Marion, las pruebas anuales que se realizan a principios y fin de año revelaron  que todos los niños en primaria y secundaria se afectaron académicamente.  

“La primera vez que hicimos esa prueba, las cosas se veían bien y eran prometedoras. Pero ahora que volvimos a hacer la prueba los resultados bajaron. Eso nos preocupa”, aseguró Christian.  

Goudett ayudando a su hija a hacer tareas.

Para las hijas de Goudett hubo otro obstáculo con el que se enfrentaron, la barrera del idioma. 

“Tenía que tomar tiempo de mi trabajo para quedarme con ellas. Decir que no a muchos trabajos para poder quedarme con ellas ayudándolas”, agregó Goudett. 

Para ella era un sueño que sus hijas estudiaran en un colegio en los Estados Unidos. Pero el asistir a clases virtuales llevó a que esa ilusión se desvaneciera. 

 “Horrible. Horrible. Primero la conexión. No teníamos dos equipos, dos laptops no teníamos”, asegura. 

Su hija, Michelle Carmona, también habla de lo difícil que fue su experiencia. 

Michelle Carmona asistiendo a clase virtual.

“Me sentía algunas veces como que… no frustrada, pero intimidada para mi mente. Algunas veces yo llamaba a unas amigas y les decía… ¿entendiste? ¿Entendiste? ¿Qué fue lo que dijo? ¿Qué fue lo que mandó a hacer?”, agregó Carmona. 

Aprender el idioma y lidiar simultáneamente con sus emociones dificultó más el aprendizaje para esta familia. Pero los alumnos en el condado sufrieron en términos generales. Vieron una caída de 5% en el desempeño de niños que están entre tercer y quinto grado. De acuerdo a Christian, esta caída no es solo debido a que las clases son en línea. 

 “Aprender con tapabocas, aprender en salones mientras mantienen una distancia de seis pies, aprender en un entorno en donde todo tiene que ser desinfectado”, aseguró Christian.

Después de un año, las hijas de Goudett se han ajustado a esta nueva forma de educarse mientras superan la barrera del idioma. 

Sin embargo, no han logrado tener el promedio de antes. Goudett quiere que todo vuelva a la ‘normalidad’ antes  de que sea muy tarde.

Check Also

Posible construcción en McCarty Woods causa disputa entre ambientalistas y planificadores de la universidad de la florida.

Los planes de la Universidad de la Florida para construir un edificio con laboratorios de …