Estudiantes del boicot a Aramark en Reitz Union podrían escalar sus tácticas “a unas no agradables”

By

La coalición de estudiantes de la Universidad de la Florida que han boicoteado al Reitz Union desde finales de enero, finalmente fueron contactados por administradores para participar en una reunión de negociación. La reunión, que ocurrió el 23 de febrero, podría haberle dado la victoria al boicot; en vez, cambió el tono de la protesta contra las políticas del proveedor de comida del campus, Aramark.

“Me siento como si no nos estuvieran tomando en serio”, dijo Ava Kaplan, una miembro de los Gainesville Dream Defenders y una de las fundadoras del boicot. Kaplan dijo que ahora van a girar a “negociaciones menos agradables”.

Eddie Daniels, el asistente vicepresidente para servicios de negocios y relaciones de diversidad de proveedores de pequeñas empresas de la universidad, estaba a cargo de la reunión y el proceso de negocios. Matt Mueller, director de servicios de comida y bebidas de UF, y Jenifer Moyer, una especialista de marketing y comunicaciones para los servicios de negocios de UF, también fueron principales en las tres reuniones.

No permitieron a una reportera estudiantil atender la reunión y tampoco se podía grabar. También rechazaron la petición de Kaplan de traer estudiantes que estaban realmente involucrados y en vez invitaron a estudiantes que solamente habían filmado en apoyo al boicot.

Will Boose, un miembro de la Coalicion para Abolir la Esclavitud Carcelaria de UF, CAPS, esperaba que la reunion saleria bien y que los administradores de la universidad reaccionaran bien a las demandas.

“Si parece que no van a hacer nada o si simplemente dicen que no van a hacer nada, entonces absolutamente veraz una escalada en términos de cuál es el tono del boicot”, dijo Boose. “Esto no detendrá nada contra UF, de ninguna forma”.

Daniels programó otra reunión el día después en persona en el Reitz Union. Los únicos estudiantes que participaron fueron Kaplan, Jerry Jerome, el originador de este movimiento y Mackintosh Joachim.

Daniels comenzó esta segunda reunión diciéndoles que no fueron civilizados y que les faltaron el respeto el día anterior.

“Nada de este proceso es personal”, dijo Kaplan, “se vio cómo estas personas no pudieron dejar pasar sus sentimientos personales y querían que fuéramos buenos con ellos y que no les hiriéramos los sentimientos”.

Daniels dijo que no quería hablar sobre esa situación.

Las demandas de los estudiantes constituyen dos partes principales.

La primera siendo que la universidad incluya las demandas del Food Justice League en el nuevo contrato con el proveedor de comidas elegido. El nuevo contrato comienza a partir de julio del 2022.

Estas demandas incluyen un salario mínimo de $15 para todos los empleados de servicios de comida y un compromiso del proveedor para reducir emisiones de gas invernadero en un 20% en relación a la carne pescado, mariscos, lácteos y huevos en dos años. También están demandando que la empresa elegida aumente las compras de agricultores y vendedores de alimentos locales en un 25% en cinco años.

La segunda demanda exige que la universidad especifique en las próximas negociaciones que el proveedor elegido no tendrá ningún contrato de trabajo de prisioneros ni lo usará de ninguna forma.

Kaplan dijo que hasta que se cumplan todas las demandas, ella no va a parar.

 

Lo que ocurrió en la reunión

 Mueller le preguntó a Kaplan si ella siquiera sabía el significado de una de las demandas, neutralidad sindical. Después de decir que estaba frustrada por no poder ser parte del comité que hace las decisiones y no saber si les están escuchando o no, Kaplan dijo que Mueller se rigió de ella.

Daniels dio la opción de dar una presentación al comité de cinco minutos. Los estudiantes, Kaplan, Jerrome y Joachim, no aceptaron.

Las organizaciones principales del boicot son la Unión de Estudiantes Negros de UF (UF BSU), los Gainesville Dream Defenders, la Coalición para Abolir a la Esclavitud Carcelaria (CAPS) y la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color de UF (UF NAACP).

Otras 28 organizaciones también dieron su apoyo.

Varios miembros de la coalición piensan que simplemente cortar relaciones con un vendedor que usa trabajo penitenciario no es suficiente.

Los Dream Defenders son un grupo socialista que quiere abolir las cárceles definitivamente. Piensan que las cárceles no se pueden reformar.

“Los prisioneros necesitan rehabilitación, no que los metan en jaulas”, dijo Kaplan. Dijo que ella no prevé ningún universo donde el trabajo penitenciario pueda ser reformado exitosamente.

Kaplan cree que los criminales no existirían si la nación les diera el dinero y recursos que necesitan.

“Habría escuelas a las que podrían ir y podrían ir a terapia o a un consejero”, dijo Kaplan. “Tenemos que realmente abolir el sistema completamente para poder combatir la supremacía blanca y racismo en este país”.

“Los estudiantes con quien yo he hablado definitivamente son apasionados y con razón”, dijo Daniels.

Dijo que no tiene suficiente información para hablar sobre los temas y evitó contestar si las reclamaciones de verdad se relacionan con la supremacía blanca o no.

Jerome, sabe que la mayoría de la junta del boicot son personas blancas. Él pone mucho enfoque en dar su opinión radical para que las personas entiendan “la perspectiva negra” y “no sean influenciadas por su ignorancia blanca”.

Jerome piensa que es la culpa de Estados Unidos que las personas vayan a la prisión.

Dijo que no es por falta de moralidad, o falta de humanidad, pero que la estructura del país es culpable.

“Es por que las personas tienen que matar y cometer crímenes y robar para comer”.

Aramark no contestó a las reclamaciones de los estudiantes ni quiso dar su opinión sobre el boicot. Hasta el 19 de febrero no sabían si van a participar en el proceso de licitación competitivo para volver a ser el proveedor de comida para UF.

“Diablos sí, pienso que va ser victorioso”, exclamó Jerome contestando a si pensaba que el movimiento iba triunfar.

“Considerándolo como una victoria casi implica que no nos merecíamos estas cosas desde un principio”, dijo Jerome. “Esto es algo que ha sido tomado de nosotros y no estamos contentos de que nos lo devuelvan. Siempre lo hemos merecido”.

 

Kimberly Iglesias

Check Also

Posible construcción en McCarty Woods causa disputa entre ambientalistas y planificadores de la universidad de la florida.

Los planes de la Universidad de la Florida para construir un edificio con laboratorios de …