Iniciativa Machen Florida le devuelve la esperanza a estudiantes de primera generación

By

Cuando a Diana Rijo le llegó su carta de aceptación de la Universidad de la Florida (UF) el 9 de febrero del 2018, no supo cómo sentirse. Era todo lo que siempre había querido. Era su boleto para salir de su burbuja. Sin embargo, pensó en lo mismo que piensan muchos otros estudiantes inmigrantes en los Estados Unidos: lo logré, pero ahora ¿cómo podré permitirme este lujo si no tengo los fondos necesarios? 

Unas pocas semanas después, Rijo recibió un email que le informaba sobre una beca en la que la seleccionaban como candidata. En ese momento, sus esperanzas de convertirse en un Gator subieron hasta las nubes. 

Para muchos estudiantes de primera generación como Rijo o Caridad Coll, una estudiante de cuarto año de astrofísica, continuar estudios de enseñanza superior es algo que parece inalcanzable. Pero gracias a iniciativas como el Programa de Oportunidades Académicas Machen Florida, o MFOS por sus siglas en inglés, estos estudiantes de primera generación se pueden convertir en exitosos Gators.

Las becas de MFOS ayudan a los estudiantes de primera generación provenientes de familias de bajos ingresos a solventar los gastos correspondientes de la universidad. La beca otorga un paquete de ayuda financiera académica y un apoyo comunitario para que puedan obtener una licenciatura de la universidad. 

Para la nueva clase del 2024, MFOS va a extender el programa de 300 a 350 estudiantes para que puedan empezar su trayecto para el éxito. 

“Gracias a MFOS puedo ser parte de la comunidad de los Gators”, dijo Rijo. “Estoy extremadamente agradecida. Si no fuera por este programa, yo no estuviera aquí ahora”. 

Leslie Pendleton, la directora mayor de MFOS, ha trabajado con este programa por casi 13 años. Su labor en MFOS es para apoyar a los estudiantes y ayudarlos a navegar el campus. Funciona como un enlace y un recurso de ayuda, según ella misma lo explica. Recientemente, Pendleton ha estado trabajando más en la visión del programa: presentando en conferencias nacionales, trabajando con la facultad de la universidad en proyectos de estudios y apoyando la recaudación de fondos del programa. 

“Yo he desarrollado un respeto profundo por los estudiantes que son los primeros en sus familias que van a estudiar a un nivel universitario”, agregó Pendleton. “Desde que empecé a estudiar con estudiantes de bajo recursos, siempre he trabajado defendiendo el éxito de estudiantes increíbles. Estoy inspirada por los estudiantes que servimos y con los que trabajamos. Ellos han moldeado la visión de este programa”. 

De acuerdo a Pendleton, MFOS sirve a 1,200 estudiantes en el programa que pronto crecerá a 1,400 estudiantes. Éstos primero son aceptados por UF después de satisfacer los requisitos: un ingreso familiar menos de $40,000, ser primera generación y residentes de la Florida.

“UF se dio cuenta de que crear una comunidad y soporte financiero son dos objetivos importante para enfocarse en MFOS”, comentó Pendleton. “La universidad no quiere darle a estos estudiantes solamente dinero. Quieren ofrecer una comunidad dándoles mentores, reuniones informativas y apoyo. MFOS le ofrecerá a los estudiantes herramientas necesarias para poder ser la mejor versión de ellos aquí en UF”. 

“Ellos de verdad que te ayudan. Aparte del dinero, si tienes algún problema con cualquier cosa, siempre puedes contar con MFOS para hablar”, señaló Rijo. “Muchas veces me han ayudado con dudas que he tenido y dificultades personales o académicas”. 

Rijo expresó que MFOS le da la facilidad a sus estudiantes para poder acoplar con una comunidad de gente que viene de situaciones parecidas. 

Caridad Coll actualmente le está dedicando parte de su tiempo al programa de MFOS como mentora. 

“Es increíble poder relacionarte con gente que está pasando o que pasó por las mismas dificultades que tú”, dijo Coll. “Como una mentora me doy cuenta de que estos estudiantes que entran como primerizos necesitan la misma ayuda y asistencia que necesitaba yo cuando estaba en su posición hace 3 años”. 

Para muchos estudiantes, MFOS les ofrece la oportunidad de poder explorar y tener una experiencia total para poder involucrarse en actividades fuera del área de la clase. Esto no lo podrían hacer sin MFOS, porque muchos estarían obligados a trabajar o en algunos casos en otra universidad, comentó Pendleton. 

“Seguramente estuviera estudiando algo que me asegurara un salario después de la universidad en vez de estar estudiando lo que me gusta, que es donde esta mi pasión”, agregó Coll. “El dinero que alguien está invirtiendo en mi educación y mi futuro vale la pena porque estoy estudiando lo que me hace feliz”. 

Pendleton también afirmó que, sobre todo, MFOS está luchando para crecer y ofrecerles más oportunidades a los estudiantes de primera generación. 

“Los números de graduación son exitosos”, dijo la directora. “Nuestra red de alumnos que se han graduado está fuerte y muchos de ellos están contribuyendo en el programa financieramente. Estos estudiantes están trabajando en excelentes compañías y están reinvirtiendo en el programa que los ayudó. Viendo el agradecimiento de los alumnos es una de las partes más gratificantes de poder trabajar para MFOS”.  

Mientras que MFOS siga creciendo, va a seguir teniendo un impacto notable en la vida de los estudiantes y en la historia de UF. 

“Esta universidad literalmente me ha cambiado la vida”, concluyó Rijo. “Yo estoy profundamente agradecida por las experiencias que MFOS me ha dado. Tener la oportunidad de atender una escuela como UF sin deuda es una bendición. Yo no cambiaría esta oportunidad por nada en el mundo”. 

Check Also

La incertidumbre alimentaria afecta a 18% de los habitantes de Gainesville

Ir al supermercado para muchos puede ser algo rutinario y accesible. Pero para otros, esto …