Melanie Gant saca una pesada bolsa de ropa de su camióneta. Tres de sus cinco hijos se sientan dentro de la camióneta con aire acondicionado esperando que ella termine. (Alexis Howard/Noticias WUFT)
Home / Florida / Cuando Se Acumula La Lavandería Tras Un Gran Huracán, Este Es El Lugar Para Ir En Port St. Joe

Cuando Se Acumula La Lavandería Tras Un Gran Huracán, Este Es El Lugar Para Ir En Port St. Joe

By and

El huracán Michael dejó a muchos en el Panhandle de Florida recogiendo restos y pedazos de sus hogares. Cuando el techo de su casa ha sido destruido, un par de calcetines limpios pueden no parecer tan significantes. Sin embargo, los residentes de Port Saint Joe, Florida, le dirán que la ropa limpia no está tan abajo en la lista de necesidades como uno podría esperarse.

Los sonidos de los generadores son los únicos que oirás, ya que muchos están sin electricidad, gas o agua. Esto significa que hay días calurosos, duchas frías y menos comodidades diarias disponibles.

Caryn Reid evacuó a Mississippi por el huracán. Las escalofriantes imágenes de la destrucción se grabaron en su mente durante en el viaje de seis horas de regreso a casa en el Panhandle.

“Fue abrumador cuando regresamos por primera vez, pero es como si estuvieras un poco adormecido”, dijo Reid. “Pero tienes que subirte los pantalones y seguir adelante”.

Ella es dueña de The Laundry Basket. Es la única lavandería que funciona en millas.

“No sé cómo escapé, pero estoy muy agradecida”, dijo Reid mientras miraba alrededor de su lavandería.

Sin agua, electricidad o gas en casa, Reid encontró que era más fácil limpiar algunos charcos y volver a armar su negocio que arreglar su casa.

“Olía porque estaba cerrado y el aire no corría, así que tenía un olor un bastante raro”, dijo Reid.

Dentro de cuatro días pudieron abrir sus puertas una vez más. Las personas vinieron desde Wewahitchka y hasta la ciudad de Panamá prar aprovechar los servicios de Reid.

“Hemos tenido todo, desde los que dicen que no han tenido ningún daño, hasta los que han perdido todo y esto es lo que tienen. Así que he tenido toda la gama de la pérdida “.

Dennis Thorne vive en la playa de Saint Joe, aproximadamente a treinta minutos de The Laundry Basket. No visita la ciudad principal a menudo, pero un viaje a la ferretería lo llevó a darse cuenta de que la lavandería estaba abierta.

Thorne está agradecido por la capacidad de tener ropa limpia a pesar de las circunstancias severas por las que está atravesando.

“Solo se trata de mantener un poco de rutina”, dijo Thorne.

Reid dice que los cientos de personas que entran por su puerta vienen con todo tipo de equipaje. A veces, literalmente.

“Algunas personas vienen con una sola carga porque es todo lo que tienen o todo lo que pueden cargar o todo lo que pueden manejar”, explicó Reid.

Melanie Gant tiene mucho más que una sola carga. Después de todo, ella tiene cinco hijos.

“La cama en mi camión está llena de ropa y cosas que se mojaron porque nuestro techo colapsó y muchas de nuestras cosas se mojaron”, dijo Gant.

Michael rompió su lavadora e hizo que su cuarto de lavado fuera inaccesible. Ella ya ha pasado seis horas en The Laundry Basket y probablemente pasará muchas más. La destrucción del huracán no evita que la ropa sucia se acumule.

Tomará tiempo reconstruir la ciudad devastada por el huracán de Port Saint Joe. Pero puede que no se vea como el mismo lugar donde muchos crecieron y criaron a sus familias.

Los fuertes vientos de huracanes y la marejada ciclónica nivelaron muchos hogares, destruyeron negocios y causaron fuertes pérdidas económicas a muchos residentes del Panhandle de la Florida. Reid teme que muchos de ellos no vuelvan.

“Quieren recortar sus pérdidas y marcharse. Espero que encuentren algo mejor “, dijo.

Para aquellos que han regresado, tal vez la cesta de la lavandería les haga sentir como si hubieran regresado a casa con algo de ropa limpia. Aunque tal vez sea una carga a la vez.

Check Also

El Sabor De San Juan Llega a Gainesville Con “El Punto”

Este artículo fue actualizado el 13 de febrero. Un camión de comida puertorriqueña ha traído …